Oct 23

Acto de Juramento y Entrega de Plaquetas de 25 y 40 años de ejercicio con la profesión

El viernes 20 de octubre de 2017 en el salón de conferencia del Colegio de Psicólogos de Salta, se llevó a cabo el acto conjunto donde jóvenes profesionales juraron “desempeñar leal y honradamente la profesión y respetar en su ejercicio las leyes, normas y deberes de la Ética Profesional” y profesionales que cumplieron 25 y 40 años de ejercicio con la profesión recibieron plaquetas recordatorias.
Estuvo presente la Comisión Directiva del Colegio de Psicólogos de Salta, representada por la Lic. Irma Lidia Silva (Presidente), Lic. Edith Iturbe Aguilar (Vicepresidente), Berta Cecilia González de Cruz (Secretaria General), María G. Valdemarín (Tesorera) y Verónica Rihouet (Vocal).
La Lic. Silva expresó que el acto que los reúne es “un puente entre dos caminos… el camino por recorrer y el camino que deja huella de su paso; el camino que busca horizontes y el que es trayecto alcanzado.
Así la historia de nuestra profesión y del Día del Psicólogo nos habla de luchas, de construcciones colectivas, de resistir y bracear en tiempos difíciles.
Día 13 de Octubre de 1974. Pabellón Francia de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad Nacional de Córdoba. En el día de cierre del “1º Encuentro Nacional de Psicólogos y Estudiantes de Psicología”, evento que fue convocado por la COPRA (Confederación de Psicólogos de la República Argentina), se elevó una propuesta unificadora: que se declare el 13 de Octubre día del psicólogo. Una estridente ovación fue la respuesta. Quedó así instituido el “DÍA NACIONAL DEL PSICÓLOGO”.
Esos años fueron tiempos marcados por luchas gremiales y grandes desafíos para poder legitimar la práctica profesional del psicólogo. Durante el Proceso de Reorganización Nacional (dictadura cívico-militar que gobernó el país entre 1976 y 1983), todo el campo psicológico padeció persecuciones y la COPRA fue disuelta, aunque en 1977 se reorganizó bajo el nombre de Federación de Psicólogos de la República Argentina (FePRA).
Con la llegada de Raúl Alfonsín al Gobierno, al poco tiempo se dictaría durante 1985 la ley nacional 23.277 en la que se reglamentaron los ámbitos y autoridades de aplicación, las condiciones del ejercicio profesional así como también los derechos, obligaciones y prohibiciones al ejercicio profesional de la psicología. Por ende, el perfil del psicólogo se modificaba y ganaba definitivamente en autonomía profesional. Se estima que actualmente hay más de 80.000 licenciados en Psicología en todo el país, siendo uno de los países con mayor número de profesionales por habitante, también cabe destacar que hay más de 70.000 estudiantes repartidos entre las 10 universidades nacionales y las 31 universidades de gestión privada donde se dicta la carrera en todo el país.
Después de 43 años de luchas y logros, debemos seguir sorteando diferentes obstáculos, entre otros, a nuevos embates legales, y tal como dice en el Preámbulo del Código de Ética de la FePRA, los psicólogos debemos “propiciar para el ser humano y para la sociedad en que estamos inmersos y en la que participamos, la vigencia plena de los Derechos Humanos, la defensa del sistema democrático, la búsqueda permanente de la libertad, la justicia social y la dignidad, como valores fundamentales de una sociedad protagonista, crítica y solidaria. Debemos entender al bienestar psíquico como uno de los Derechos Humanos fundamentales y trabajar según el ideal social de promoverlo a todos por igual, en el mayor nivel de calidad posible y con el sólo límite que la ética y la ciencia establecen, reconociendo a la comunidad como destinataria legítima de nuestros servicios profesionales…
Jóvenes profesionales, los instamos a sostener y reafirmar la historia de nuestra profesión, el compromiso con las políticas públicas inclusivas, a la articulación desde la tarea interdisciplinaria, con una mirada integral hacia las prácticas de cuidado, protección, atención de personas, fortaleciendo el saber de las comunidades y ratificando el valor de los derechos de todas y cada uno.
Un reconocimiento muy especial para todos los profesionales que hoy cumplen años en su larga trayectoria, por su competencia profesional, por el esmero que ponen en el ejercicio de su función, porque son partícipes de cada logro alcanzado. Porque en el día a día la profesión de psicólogo, se sostiene y construye a través del ejemplo de personas a partir de su compromiso profesional y humano”
 
“Para cruzarlo o para no cruzarlo
ahí está el puente
en la otra orilla alguien me espera
con un durazno y un país
traigo conmigo ofrendas desusadas
entre ellas un paraguas de ombligo de madera
un libro con los pánicos en blanco
y una guitarra que no sé abrazar
 
vengo con las mejillas del insomnio
los pañuelos del mar y de las paces
las tímidas pancartas del dolor
las liturgias del beso y de la sombra
 
nunca he traído tantas cosas
nunca he venido con tan poco
 
ahí está el puente
para cruzarlo o no cruzarlo
yo lo voy a cruzar
sin prevenciones
 
en la otra orilla alguien me espera
con un durazno y un país”
EL PUENTE (MARIO BENEDETTI)
GALERÍA DE FOTOS