Nov 16

ADHESIÓN CPPS: Ante el estado público de un proyecto de decreto reglamentario de la Ley Nacional de Salud Mental nº 26.657

ADHESIÓN CPPS:
Ante el estado público de un proyecto de decreto reglamentario de la Ley Nacional de Salud Mental nº 26.657
ADHESIÓN CPPS:
Ante el estado público de un proyecto de decreto reglamentario
de la Ley Nacional de Salud Mental nº 26.657
 
El Colegio Profesional de Psicólogos de la provincia de Salta Adhiere al Comunicado de la Federación de Psicólogos de la República Argentina ante el estado público de un proyecto de decreto reglamentario de la Ley Nacional de Salud Mental nº 26.657 (Expte Min. Sal.120020000024933166) que reemplazaría al Decreto N. 603/13 y que contradice el espíritu rector de la Ley que pretende reglamentar.
Este proyecto modifica la concepción de la salud mental como un proceso multideterminado por componentes históricos, socio económicos, culturales, biológicos y psicológicos, pretende reinstalar viejas practicas q ya demostraron su poca efectividad y el modelo médico de perspectiva biologicista para el tratamiento de los padecimientos mentales, desconociendo el objetivo central de Ley que aboga por un tratamiento integral de dichos padecimientos y la restitución de todos los derechos de las personas; reinstala el manicomio bajo el nombre de “hospitales especializados en psiquiatría y salud mental” y admite el aislamiento pleno de personas a quienes vuelve a considerar “enfermos” como un tratamiento regido por el “arte médico”; habilita tratamientos en comunidades cerradas para las personas con consumo de drogas. Y en esa misma línea, la guía para considerar una internación compulsiva, reemplaza el requisito de inminencia del daño para sí o para terceros por el concepto de peligrosidad, ya que permite una evaluación basada en riesgos potenciales.
Por lo tanto, desnaturaliza el derecho a una defensa técnica de las personas usuarias y establece que los abogados defensores deben ponderar la opinión del equipo tratante para no inmiscuirse en el esquema terapéutico, circunstancia que desoye la voz y los intereses de la persona usuaria, entre otros aspectos negativos.
La Ley Nacional de Salud Mental es un avance clave para el reconocimiento de las personas con padecimiento mental como sujetos de derecho y para la sustitución del manicomio por tratamientos dignos. Y a la vez, el resultado de amplios debates y construcciones colectivas que dió paso a la discusión y aporte intersectorial, interinstitucional, e interdisciplinario en la gestión de políticas públicas en salud mental.
El proyecto de decreto reglamentario es, a todas luces, un retroceso gravísimo en el respeto de los derechos humanos de este grupo de personas y pretende un cambio de rumbo en las políticas de salud mental. Las organizaciones firmantes iniciarán en los próximos días las actuaciones administrativas correspondientes.
 

                                            Salta, 16 de Noviembre de 2017