Oct 02

ANTE LA REFORMA DEL ESTATUTO DE LA SALUD

Es de público conocimiento el proyecto de modificación de los artículos 21 y 25 del Estatuto de los Trabajadores de la Salud (Ley 7678) que ya tiene media sanción de la Cámara de Diputados, y se encuentra en revisión en la Cámara de Senadores. En relación a este tema, presentamos a continuación el Informe de la Cátedra de Práctica Pre-Profesional Jurídico Forense (Carrera de Psicología – UCASAL)

No deben admitirse legislaciones que establezcan normas que discriminen profesiones que integran los equipos de salud, entre los que se cuentan la Psicología (*)

En Argentina la igualdad es un principio, un derecho y una garantía.

La Salud es conceptualizada por la Organización Mundial de la Salud «un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades»

El respeto irrestricto de los Derechos Humanos Fundamentales, reclamaba cambios de paradigmas en los modelos tradicionales de intervención profesional. La complejidad que plantean las problemáticas relacionadas con el Derecho a la Salud y la relación de los operadores del sistema Salud y sus usuarios ha dado lugar a reconocer la obligatoria e insoslayable aplicación de las normas constitucionales y convencionales. Argentina incorporó nuevas normas a nivel nacional y provincial relacionadas al ámbito salud. En esas leyes se establecen nuevas perspectivas de intervención, una de las cuales dispone que la INTERDISCIPLINA resulta ser un nuevo modelo de abordaje, incorporando un cambio de paradigma en los ejes de intervención profesional para todos los operadores del sistema.

Entre las normas que establecen la Interdisciplina está la Ley Nacional de Salud Mental Nº 26.657[1]que alude a la Interdisciplina en los artículos: 5, 8, 9, 12, 13, 15, 16, 24, 42 y 43.

El articulo 5°, de esencial importancia en el tema de la salud mental establece: “La existencia de diagnóstico en el campo de la salud mental no autoriza en ningún caso a presumir riesgo de daño o incapacidad, lo que sólo puede deducirse a partir de una evaluación interdisciplinaria de cada situación particular en un momento determinado.” A partir de esta afirmación contundente en cuanto al abordaje interdisciplinario que se exige, podemos observar cómo se instituye en otras normas de la ley, diferentes pautas en igual sentido.

Cuando dispone: a) la modalidad de abordaje a través de un equipo interdisciplinario[2]; b) la atención en el marco de un abordaje interdisciplinario e intersectorial[3]; c) la provisión de tratamientos desde una perspectiva interdisciplinaria[4]; la igualdad de condiciones de los integrantes del equipo interdisciplinario para acceder a cargos de conducción y gestión de servicios[5]; los criterios terapéuticos interdisciplinarios para disponer internaciones[6]; la exigencia de un diagnóstico interdisciplinario e integral, como requisito para una internación[7]; en los criterios para reevaluar internaciones involuntarias[8].

La Ley 26657 de Salud Mental modificó dos artículos del actual Código Civil (152 ter; 482), en los que se dispone que las declaraciones judiciales de inhabilitación o incapacidad deberán fundarse en un examen de facultativos conformado por evaluaciones interdisciplinarias[9]. Asimismo contempla los recaudos para la internación en los casos de riesgo cierto e inminente para sí o para terceros, requiriéndose debida evaluación de un equipo interdisciplinario[10].

Interdisciplina en otras leyes.

La Ley 26.485[11] de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales, también conocida como la Ley de Género, contempla en reiteradas oportunidades[12] la alusión a la Asistencia Interdisciplinaria, a los equipos y Servicios Interdisciplinarios.

El Código Civil y Comercial de la Nación[13] cuando dispone en relación a capacidad de las personas, restricción, revisión y cese establece la modalidad de intervención interdisciplinaria en los artículos: 31, 37, 40, 41, 47, 50, 405 y 642.

Por otra parte la doctrina de Derechos Humanos establece entre sus principios al de PROGRESIVIDAD y NO RETROACTIVIDAD, es decir que aquellos avances logrados en materia de Derechos Humanos (salud, igualdad, etc), no deben sufrir retrocesos y menoscabos.

(*) Dra. Matilde Alonso, forma parte del equipo docente de la Cátedra “Práctica Pre-Profesional Jurídico Forense” de la Carrera de Psicología (UCASAL).

[1]B.O. 03/12/10 – Ley 26.657 – Salud Publica – Derecho a la protección de la Salud Mental. Salud Pública

[2]Ley 26.657.Capítulo V – Modalidad de abordaje. Articulo 8°. Debe promoverse que la atención en salud mental esté a cargo de un equipo interdisciplinario integrado por profesionales, técnicos y otros trabajadores capacitados con la debida acreditación de la autoridad competente. Se incluyen las áreas de psicología, psiquiatría, trabajo social, enfermería, terapia ocupacional y otras disciplinas o campos pertinentes.

[3]Ley 26.657.Articulo 9° — El proceso de atención debe realizarse preferentemente fuera del ámbito de internación hospitalario y en el marco de un abordaje interdisciplinario e intersectorial, basado en los principios de la atención primaria de la salud. Se orientará al reforzamiento, restitución o promoción de los lazos sociales.

[4] Ley 26657. Articulo 12. — La prescripción de medicación sólo debe responder a las necesidades fundamentales de la persona con padecimiento mental y se administrará exclusivamente con fines terapéuticos y nunca como castigo, por conveniencia de terceros, o para suplir la necesidad de acompañamiento terapéutico o cuidados especiales. La indicación y renovación de prescripción de medicamentos sólo puede realizarse a partir de las evaluaciones profesionales pertinentes y nunca de forma automática. Debe promoverse que los tratamientos psicofarmacológicos se realicen en el marco de abordajes interdisciplinarios.

[5]Ley 26657. Capítulo VI – Del equipo interdisciplinario. Articulo 13. Los profesionales con título de grado están en igualdad de condiciones para ocupar los cargos de conducción y gestión de los servicios y las instituciones, debiendo valorarse su idoneidad para el cargo y su capacidad para integrar los diferentes saberes que atraviesan el campo de la salud mental. Todos los trabajadores integrantes de los equipos asistenciales tienen derecho a la capacitación permanente y a la protección de su salud integral, para lo cual se deben desarrollar políticas específicas.

[6] Ley 26657. Articulo 15. La internación debe ser lo más breve posible, en función de criterios terapéuticos interdisciplinarios. Tanto la evolución del paciente como cada una de las intervenciones del equipo interdisciplinario deben registrarse a diario en la historia clínica. En ningún caso la internación puede ser indicada o prolongada para resolver problemáticas sociales o de vivienda, para lo cual el Estado debe proveer los recursos adecuados a través de los organismos públicos competentes

[7] Ley 26657. Articulo 16. Toda disposición de internación, dentro de las CUARENTA Y OCHO (48) horas, debe cumplir con los siguientes requisitos:

  1. a) Evaluación, diagnóstico interdisciplinario e integral y motivos que justifican la internación, con la firma de al menos dos profesionales del servicio asistencial donde se realice la internación, uno de los cuales debe ser necesariamente psicólogo o médico psiquiatra;…

[8] Ley 26657. Articulo 24. Habiendo autorizado la internación involuntaria, el juez debe solicitar informes con una periodicidad no mayor a TREINTA (30) días corridos a fin de reevaluar si persisten las razones para la continuidad de dicha medida, y podrá en cualquier momento disponer su inmediata externación.

Si transcurridos los primeros NOVENTA (90) días y luego del tercer informe continuase la internación involuntaria, el juez deberá pedir al órgano de revisión que designe un equipo interdisciplinario que no haya intervenido hasta el momento, y en lo posible independiente del servicio asistencial interviniente, a fin de obtener una nueva evaluación. En caso de diferencia de criterio, optará siempre por la que menos restrinja la libertad de la persona internada.

[9] Ley 26657. Articulo 42. Incorpórase como artículo 152 ter del Código Civil: Artículo 152 ter: Las declaraciones judiciales de inhabilitación o incapacidad deberán fundarse en un examen de facultativos conformado por evaluaciones interdisciplinarias. No podrán extenderse por más de TRES (3) años y deberán especificar las funciones y actos que se limitan, procurando que la afectación de la autonomía personal sea la menor posible.

[10] Ley 26657. Articulo 43.Sustitúyese el artículo 482 del Código Civil, el que quedará redactado de la siguiente manera: Artículo 482: No podrá ser privado de su libertad personal el declarado incapaz por causa de enfermedad mental o adicciones, salvo en los casos de riesgo cierto e inminente para sí o para terceros, quien deberá ser debidamente evaluado por un equipo interdisciplinario del servicio asistencial con posterior aprobación y control judicial. Las autoridades públicas deberán disponer el traslado a un establecimiento de salud para su evaluación a las personas que por padecer enfermedades mentales o adicciones se encuentren en riesgo cierto e inminente para sí o para terceros. A pedido de las personas enumeradas en el artículo 144 el juez podrá, previa información sumaria, disponer la evaluación de un equipo interdisciplinario de salud para las personas que se encuentren afectadas de enfermedades mentales y adicciones, que requieran asistencia en establecimientos adecuados aunque no justifiquen la declaración de incapacidad o inhabilidad.

[11] Sancionada 11/03/2009; Promulgada 01/04/2009; Publicada 14/04/2009

[12] Artículos: 10, 11, 14, 15, 29, 34

[13] Ley 26.994. Vigencia: 01/08/2015