Skip links

Autismo. Clínica y ética de una práctica

Arancel del evento: Aporte de Artículos de Libreria…

SEGUNDO CICLO DE CURSOS BREVES

“Autismo. Clínica y ética de una práctica”

El Colegio Profesional de Psicólogos de Salta (CPPS) convoca conjuntamente con el Centro de Investigación y Docencia Salta del Instituto Oscar Masotta al SEGUNDO CICLO DE CURSOS BREVES. 

En esta segunda instancia, el día 12 de Abril de 2019 dará inicio el Curso “Autismo. Clínica y ética de una práctica” en la sede institucional del CPPS, sita en Alsina Nº1023, Salta Capital. 

En la actualidad, el autismo moviliza ramas de la biología, la medicina, de la psicología, de la educación, así como del psicoanálisis en sus distintas orientaciones. 

Una vez incluido entre los “trastornos invasivos del desarrollo”, la categoría “autismo”, al principio delimitado por un número de rasgos bastante restrictivos, ha ido englobando una cantidad cada vez mayor de casos, que además son cada vez más diversos. 

DESTINATARIOS

  • Profesionales de las carreras de Psicología y Licenciado/a en Psicología. 
  • Otros profesionales de las áreas afines a la Salud, Ciencias Sociales y Educación. (Psicopedagogos, Fonoaudiólogos, Médicos, Residentes).
  • Estudiantes avanzados de las carreras de Psicología, de las Ciencias Sociales, y otras afines.
  • ACREDITA PUNTAJE PARA LAS ESPECIALIDADES DEL COLEGIO PROFESIONAL DE PSICOLOGOS DE SALTA

FECHA Y SEDE

  • 12 de Abril de 2019.
  • 26 de Abril de 2019
  • 10 de Mayo de 2019
  • 24 de Mayo de 2019
  • Salón de Conferencias del Colegio Profesional de Psicólogos de Salta (CPPS) Alsina Nº1023 – Salta Capital.

HORARIO: 10:00 – 12:00hs

HORAS CATEDRA

HORAS TEORICAS: 18 horas cátedra.
HORAS PRACTICAS: 18 horas cátedra.

EJES TEMÁTICOS

  1. El autismo. Un debate político, epistémico y clínico.
  2. Estatuto del cuerpo en el autismo.
  3. Clínica del autismo.
  4. Testimonios 

 

INTRODUCCIÓN

A partir del planteamiento de la temática trataremos, en cuatro reuniones, de ir encontrando coordenadas que nos permitan aproximarnos a una o varias respuestas.

Pensar en la diversidad y la amplitud de elementos que implica el tratamiento del niño con autismo es un posicionamiento ético frente a la cuestión. 

Allí donde partidarios de una línea cientificista quieren instrumentalizar los resultados obtenidos por la biología y la genética para invalidar todo abordaje relacional inspirado por el psicoanálisis, se provoca una ruptura y una batalla que elimina la importancia de una mirada al niño en su complejidad.

OBJETIVOS

  • Propiciar un ciclo de capacitación de profesionales y futuros profesionales vinculados directa e indirectamente a la atención a niños, niñas y adolescentes. 
  • Constituir un punto de encuentro, debate y análisis entre profesionales de todos los ámbitos que enfocan su práctica con niños, tanto en ámbitos institucionales como privados e intentan interrogar el autismo, ubicando sus coordenadas teorico-clinicas. 
  • Propender a la sociabilización de nuevas experiencias y producciones colectivas, para seguir edificando dispositivos donde socializar praxis críticas referidas a la problemática planteada. 

FUNDAMENTACIÓN O ENCUADRE TEÓRICO

  1. La batalla por la diversidad: peripecias visibles e invisibles

En la actualidad, la identificación, el diagnóstico y el tratamiento del autismo no dejan de suscitar polémica. La cuestión de la causa sigue alimentando estudios e hipótesis dispares. Ya desde que Leo Kanner, aisló en 1943 la sintomatología autística, se plantean dos dimensiones que continúan en tensión: el registro de la causa por descubrir y de las dificultades que el niño plantea a los padres y terapeutas.  

En nombre de una creencia de acuerdo con la cual el autismo sería un “trastorno” puramente cognitivo, solo serían admisibles los métodos educativos centrados en el aprendizaje de funcionamientos elementales. 

Tanto para las personas autistas como para sus padres, resulta crucial mantener una pluralidad de planteamientos, así como interlocutores provenientes de horizontes múltiples.  La piedra angular de esta praxis compleja es permitir que cada niño elabore, con sus padres, un camino propio, para proseguirlo después en la edad adulta.  

  1. La especificidad de una perspectiva

En la actualidad, el autismo moviliza ramas de la biología, la medicina, de la psicología, de la educación, así como del psicoanálisis en sus distintas orientaciones. 

Una vez incluido entre los “trastornos invasivos del desarrollo”, la categoría “autismo”, al principio delimitado por un número de rasgos bastante restrictivos, ha ido englobando una cantidad cada vez mayor de casos, que además son cada vez más diversos. 

Promover la causalidad única y/u olvidarse de la hipótesis de la causa privilegiando solo una pragmática conduce a reduccionismos que privilegian la herramienta sobre la singularidad subjetiva. 

Los desarrollos psicoanalíticos destacan la intrincación teórica y clínica que surge de la rigurosidad conceptual y la enseñanza del caso por caso. 

  1. Cuatro dimensiones complejas

La práctica con sujetos autistas pone de relieve inmediatamente cuatro fenómenos observables y que son señalados desde los diferentes abordajes:

  • Encapsulamiento
  • No posesión de un cuerpo
  • Forma de hablar particular o no hablar en absoluto
  • Estereotipias

El psicoanálisis ubica estos fenómenos desde una articulación teórico-clínica rigurosa situando el encapsulamiento a partir de la complejidad de un espacio topológico del sujeto autístico y de las especificidades del objeto al cual se vincula. En estos niños, la ausencia de un trayecto pulsional, condujo a Eric Laurent a la hipótesis de los circuitos de objeto articulados con el cuerpo mediante bordes de goce.  

Precisar la noción de cuerpo, en su diferencia con la de organismo, conduce a trabajar la imagen, la no constitución del yo y el vacío en oposición al espacio subjetivo y  el agujero. Esto conduce a la construcción de la teoría de la forclusión del agujero, como elemento estructural del sujeto autista. No poseer un cuerpo, implica pensar el fenómeno de excitación como aquello que aparece cuando el sujeto queda  desbordado por una sensación o por el no experimentar ninguna. Esto advierte y abre el campo del valor de la marca en el cuerpo en oposición a la ortopedia de la imagen. “No poder disponer de un cuerpo articulado con agujeros requiere costuras particulares del espacio, así como enganches a dobles realizados que suplen la ausencia de la imagen del cuerpo”

Consecuentemente, tan solo una vez situada esta relación singular con el cuerpo, se puede retomar la cuestión del silencio del autista, a veces entrecortado por vocalizaciones y frases aisladas o gritadas de forma repetitiva.   Estas dos vertientes nos invitan a concebir el hablar a partir del objeto voz. Es un acontecimiento de cuerpo en el que se produce una separación y la voz se constituye como otro de los objetos de los cuales no puede separarse. Hablar no es solo un acto cognitivo, como ir al baño no es solo un acto que responde a la madurez del sistema excretor, ni comer solo responde a una necesidad. Separarse de los diferentes objetos requiere de un recorrido pulsional ausente en esta estructura. 

A partir de allí, se puede resituar la exigencia de mismidad, de sameness, rasgo primordial aislado desde los primeros tiempos. La no cesión de los objetos remite a la no perdida experimentada por el viviente en el funcionamiento de lo que hace las veces de cuerpo. La repetición insoportable  de las estereotipias representa la manera encontrada por los niños para sostener un borde precario que sostiene.

 

ACTIVIDAD NO ARANCELADA
INSCRIPCIONES ABIERTAS

El aporte solicitado para realizar la inscripción en este ciclo es de Artículos de librería para ser donados a una institución del medio. Debe ser entregado al inicio del módulo.

capacitacion@psicologossalta.com.ar