Colegio Profesional de Psicólogos de Salta (CPPS). Alsina 1023 – (4.400) Telefax: (0387) 432 1515 • Teléfonos: (0387) 431 7475 / (0387) 608 23 78 / (0387) 608 23 79 / (0387) 438 4382 / (0387) 438 4383
El Colegio de Psicólogos de Salta en las Jornadas Nacionales de Derechos Humanos.
La Lic. Irma Silva, Presidente del Colegio de Psicólogos de Salta, participó de las Jornadas Nacionales de Derechos Humanos “Decir lo Indecible. Pensar, intervenir, aportar desde la perspectiva de los derechos humanos”, llevadas a cabo los días 25 y 26 de agosto de 2017 en la provincia de Córdoba.
En el encuentro se produjo un intercambio de experiencias, lecturas y prácticas acerca de lo que hacen los y las psicólogos/as en el campo de los derechos humanos, espacio donde se trabaja para ayudar a reparar las secuelas de las vulneraciones de derechos; se abren espacios de escucha para los dolores; donde se intenta romper los silencios, favorecer la palabra y cobijar los pesares.
Se concluyó en trabajar desde la perspectiva de los Derechos Humanos para comprender e integrar en la práctica la idea de que las personas, tienen derechos, independientemente de cualquier condición, género, clase, raza, diagnóstico. Es atender a sujetos sufrientes que padecen las vulneraciones a esos derechos. Colocar en el foco un conjunto de desigualdades sociales con efectos poderosos en la producción de subjetividades e intersubjetividades, de relaciones sociales jerárquicas y de dispositivos de discriminación. Es tomar al campo de los Derechos Humanos como horizonte ético en la búsqueda de alternativas a las problemáticas de violencia, exclusión social, discriminación y reproducción de asimetrías de poder.
Es pensar y pensarnos en nuestro quehacer atravesado por el rol que juega el Estado en la reproducción de las violencias, y estas en la ruptura del lazo social, cuyos efectos indefectiblemente se cuelan los espacios de intervención. Es poder escuchar y darle credibilidad a los relatos, respetando los valores y las decisiones de las personas, aportar desde la psicología para que los DD.HH. permanezcan siempre vigentes y pasen a transformar nuestros vínculos, lazos y contratos sociales y sobre todo, tener el absoluto convencimiento de que lo terapéutico está siempre vinculado a la perspectiva de Derechos Humanos y nunca podrá ser compatible con su vulneración.