Skip links

El Diagnóstico TEA como una Responsabilidad Subjetivante

Trabajo de Investigación para acceder a la Especialidad en Psicología Clínica

El Diagnóstico TEA como una Responsabilidad Subjetivante

Autora: Lic. María Belén Duprez Rufino

MP: 987

Fecha de Presentación: 22 de Febrero de 2019

 

INTRODUCCIÓN:

“Cuando es verdadera, cuando nace de la necesidad de decir, a la voz humana no hay quien la pare. Si le niegan la boca, ella habla por las manos, o por los ojos, o por los poros, o por donde sea. Porque todos, toditos, tenemos algo que decir a los demás, alguna cosa que merece ser por los demás celebrada o perdonada.”

El propósito de este trabajo es realizar una investigación cualitativa para abordar las posibles causas del incremento de consultas con Diagnóstico de Trastornos del Espectro Autista en la Provincia de Salta, en los últimos años y repensar la práctica del Psicólogo desde un lugar de responsabilidad. La Dra. Irene Vasilachis (2006) hace referencia al contexto en el que surgen las investigaciones cualitativas de Sudamérica especificando: “Entiendo que es precisamente la investigación cualitativa la que nos permite modificar la relación entre investigación y teoría. Los investigadores de estas latitudes nos vemos, por lo general, compelidos a apelar a teorías vigentes y legitimadas que fueron creadas en conexión con situaciones y contextos sumamente diferentes de aquellos que pretendemos examinar” (p.33).

El abordaje psicológico, así como el diagnóstico diferencial remiten a prácticas que se realizan en encuadres específicos, dependiendo de la impronta de cada terapeuta, de la singularidad de ese vínculo transferencial y las experiencias que susciten en los encuentros. Es fundamental tener en cuenta que los diagnósticos clínicos presentan, en la práctica, una suerte de brújula; por lo que funcionan digitando las estrategias de intervención terapéuticas. “Es, entonces, la completa y compleja identidad de quien investiga, al igual que la de los participantes, la que se pone en juego; la que se transforma en el proceso de conocimiento. De allí el carácter ético de lo que denominó como interacción cognitiva, en la que sujetos diferentes construyen cooperativamente el conocimiento mediante un aporte que es el resultado de la implementación de distintas formas de conocer” (Vasilachis, 2006, p.36)

En la práctica con niños el diagnóstico atraviesa un amplio grupo de actores. Junto al niño en tratamiento participan activamente la familia, muy frecuentemente la escuela, otros terapeutas y el centro o club donde el consultante realiza actividades recreativas. La mirada de los adultos sobre el niño lo atraviesa subjetivándolo. Por lo que la impronta de un diagnóstico posibilita que estos actores interactúen con el niño desde una óptica nueva, que por momentos facilita la comprensión de sus acciones y en otros podría propiciar la patologización.

Cuando aparece el diagnóstico de Trastorno del Espectro Autista en un niño, se re direccionan numerosas estrategias en el ámbito intrafamiliar y social. Aparece un niño con una forma de procesamiento singular, con desafíos en su desarrollo, con limitaciones, con la necesidad de apoyos específicos, por lo que inevitablemente la mirada del niño como tal, sufre una reestructuración.

Asimismo es de destacar que el Diagnóstico de TEA es un diagnóstico crónico, que acompañará al sujeto el resto de su vida, por lo que remite a una suerte de forma de ser, nombrando y tallando; subjetivando a este niño desde un rasgo patológico.

… Para leer más en el siguiente Link
www.psicologossalta.com.ar/wp-content/uploads/2020/03/El-Diagnóstico-TEA-como-una-Responsabilidad-Subjetivante-Lic.-María-Belén-Duprez-Rufino-1.pdf